lunes, 5 de julio de 2010

Navío Santísima Trinidad

Es una pena que un precioso barco
como este se vea degradado a
convertirse en una discoteca especializada
en despedidas de soltero/a